María Sharapova

 

La adolescente rusa María Sharapova -de 17 años, y número quince en el ranking mundial- derrotó en dos sets a la estadounidense Serena Williams y se coronó campeona de Wimbledon, luego de un magnífico despliegue.

De este modo supera la actuación de su compatriota Olga Morozova, quien perdió la final ante la norteamericana Chris Evert en 1974.

Sin demostrar ningún tipo de presión por estar jugando la final en el estadio central, frente a quién se adjudicara el título en dos oportunidades, Sharapova jugó su mejor partido del torneo.

Ya desde el comienzo del primer set la joven nacida en Siberia se mostró muy agresiva y con envíos profundos a las líneas tomó las riendas del encuentro.

Serena, por su parte, comenzó cometiendo numerosos errores no forzados -en parte por la presión a la que la sometía Sharapova- y terminó perdiendo el primer set seis a uno.

En el segundo set, las cosas se emparejaron pero siempre era Sharapova la que dominaba. Mientras Serena Williams debía recurrir a todas sus armas para mantenerse en el partido.

Finalmente, el público aplaudió de pie a Sharapova cuando logró el punto que le daba el set por seis a cuatro y la hacía alcanzar la gloria.

La joven rusa cayó de rodillas atónita por lo que acababa de lograr y después subió a la tribuna para confundirse en un interminable abrazo con su padre.

"Intenté llamar a mi madre pero no pude. Esto es increíble, mi padre estuvo a mi lado durante toda mi carrera y sé cómo se habrá sentido mirándome. Es más fácil estar jugando", dijo muy feliz María Sharapova.

"Perdón Serena pero yo quería ganar esta vez", agregó sonriente la nueva campeona de Wimbledon.

Serena fue muy digna en la derrota:"No fue mi día, María jugó un gran partido y la felicito por haber ganado su primer Grand Slam"

Federer contra Roddick

Serena Williams se seca las lágrimas después de perder ante Sharapova
No fue mi día, María jugó un gran partido y la felicito por haber ganado su primer Grand Slam
Serena Williams

El suizo Roger Federer, campeón reinante y número uno del mundo, y el estadounidense y número dos, Andy Roddick, serán los protagonistas de la final de hombres a disputarse mañana, en la última jornada.

Federer logró completar con éxito su partido interrumpido por la lluvia ante el francés Sebastián Grosjean, imponiéndose en tres sets.

Mientras que Roddick tuvo que luchar mucho más para vencer al excelente tenista croata, Mario Ancic, en cuatro sets.

En este encuentro, fueron solamente los llamados "puntos importantes" los que hicieron la diferencia.

Cabe destacar que el año pasado Roddick fue eliminado en semifinales de Wimbledon por quien en definitiva resultó ser el campeón, el suizo Roger Federer.

Ahora volverán a encontrarse, pero para Roddick la motivación será aún mayor porque intentará lograr su primer título en el abierto de Inglaterra.

Suarez y Ruano Pascual eliminadas

La argentina Paola Suarez y la española Virginia Ruano Pascual perdieron la semifinal de dobles damas, ante la australiana Rennae Stubbs y Cara Black de Zimbabwe en tres sets.

De este modo se frustraron sus esperanzas de ganar el único de los torneos de Grand Slam en dobles damas que les quedaba pendiente.

Además, tampoco podrán concretar el Grand Slam -aunque no en el mismo año- dado que el año pasado vencieron en el abierto de Estados Unidos, y esta temporada llevaban ganados el de Australia y el Roland Garros. Esta temporada y sólo les faltaba Wimbledon.