Alex Corretja

Nacido el 4 de noviembre de 1974 en la ciudad española de Barcelona(lugar donde también reside actualmente), el tenista Alex Corretja Verdegay demostró a lo largo de toda su carrera deportiva ser un gran tenista, un mejor deportista y un extraordinario ser humano.El dio indicios de su talento al ganar el Orange Bowl(uno de los cinco torneos más importantes del circuito juvenil), hasta 16 años, en 1990.Y, a partir de allí, recorrió las canchas de tenis dejando un gran ejemplo para todos.


En junio del año 1991, en el torneo de Sevilla, debutó como profesional.Desde entonces, ha recorrido una muy buena carrera tenística y sobresalido como un extraordinario y ejemplar deportista.En total ha ganado 17 torneos del circuito de la Asociación de Tenistas Profesionales(A.T.P.) y llegó a otras 13 finales.En el año 1992 llegó a su primera final en el circuito A.T.P. en el torneo brasileño de Guarujá.Sin embargo, los nervios le jugaron una mala pasada y cayó ante el ignoto tenista alemán Carsten Arriens(quien se encontraba cien posiciones más abajo en el ránking mundial que él).Los resultados positivos se le fueron dando poco a poco, a medida que adquiría más experiencia.Fue en 1994 cuando dio su primer gran impacto: En la segunda ronda del torneo de Barcelona se impuso al norteamericano Jim Courier-por entonces el número 5 del mundo, ex-número 1 y bicampeón de Roland Garros- por 6-2 3-6 y 6-3.En ese torneo, Alex Corretja alcanzó las semifinales.Unos meses más tarde consiguió un logro mejor cuando en el torneo de Indianápolis, jugado sobre canchas duras, repitió el triunfo frente a Courier y derrotó al sueco Stefan Edberg(número 4 del ránking mundial y con mejores pergaminos que el estadounidense) para llegar de nuevo a semifinales.Ese mismo año alcanzó la final en el torneo jugado en Palermo, Italia, y consiguió su primer título en Buenos Aires, derrotando en la final al argentino Javier Frana por 6-3 5-7 y 7-6.

Tras un año sin buenos resultados y en donde retrocedió varias posiciones en el ránking de la A.T.P., durante 1996 regresó a los primeros planos del tenis mundial alcanzando tres finales(en Hamburgo, Kitzbuhel y Marbella) y los 4tos de final en el prestigioso torneo del Grand Slam del US Open(para los que no conocen mucho de tenis, los cuatro torneos del Grand Slam-El Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y el US Open- son los más importante en ambos circuitos, el masculino y el femenino), siendo derrotado por el supercampeón Pete Sampras, entonces número 1 del mundo, por 7-6 5-7 5-7 6-4 y 7-6.Entre 1997 y 1998 logró sus mejores resultados.En 1997 consiguió disputar cinco finales, de las cuales ganó tres(el título de Estoril a su compatriota Francisco Clavet por 6-3 5-7 y 7-5, el importantísimo torneo de Roma al chileno Marcelo Ríos por 7-5 7-5 y 6-3 y el torneo alemán de Sttutgart, derrotando al eslovaco Karol Kucera por 6-2 y 7-5) y perdió dos(Montecarlo y Munich).1998 definitivamente fue su gran año.En dicho año ganó cinco torneos: Dubai(al también español Félix Mantilla por 7-6 y 6-1), Gstaad(al legendario alemán Boris Becker 7-6 7-5 y 6-3), Indianápolis(obteniendo una gran victoria frente al magnífico estadounidense Andre Agassi, número 8 del mundo en ese tiempo, por 2-6 6-2 y 6-3), Lyon(derrotando al alemán Tommy Haas por 2-6 7-6 y 6-1) y el Master(sin dudas, el mayor logro de su carrera).En semifinales de dicho torneo se impuso en un vibrante partido al número 1, Pete Sampras, por 4-6 6-3 y 7-6 para luego vencer en la final a su compatriota Carlos Moyá en un partido tan infartante como inolvidable por 3-6 3-6 7-5 6-3 y 7-5.En junio de ese mismo año había alcanzado, por primera vez en su carrera y en Roland Garros, la final de un torneo del Grand Slam.Pero cayó derrotado contra Carlos Moyá(durante esa temporada, Alex Corretja también perdió la final de Hamburgo).El 1 de febrero de 1999, Alex Corretja consiguió el mejor puesto en el ránking mundial al aparecer segundo detrás de Pete Sampras.

Algunas lesiones durante 1999 hicieron que Alex Corretja se alejara de su mejor nivel.Aún así, ese año disputó las finales de Sydney, Long Island y Mallorca, perdiéndolas a todas.El nuevo milenio no comenzó alentadoramente.En la segunda rueda del Abierto de Australia(el primer torneo del Grand Slam que se disputa en el año) fue arrasado por el local Lleytton Hewitt por 6-0 6-0 y 6-1, sufriendo la peor derrota de su carrera.A pesar de ese mal comienzo de año, el español logró completar una muy buena temporada, ganando cinco trofeos: el de Indian Wells(al sueco Thomas Enqvist 6-4 6-4 y 6-3), Gstaad(al argentino Mariano Puerta 6-1 y 6-3), Kitzbuhel(a su compatriota Emilio Benfele Alvarez 6-3 6-1 3-0 y abandono), Washington(sorprendiendo a un gran Andre Agassi, número 5 del mundo, por 6-2 y 6-3) y Toulouse(venciendo a Carlos Moyá 6-3 y 6-2).Como broche de oro a ese gran año, formó parte del equipo español que se adjudicó, por primera vez en la historia, la Copa Davis.En las siguientes temporadas, Alex Corretja comenzó a transitar el ocaso de su carrera.Y si bien su enorme corazón de gladiador le llevó a disputar su segunda final de Roland Garros(y su segunda final de un Grand Slam) y ganar tres títulos más-en el 2001, Amsterdam(al marroquí Younes El Aynaoui 6-3 5-7 7-6 3-6 y 6-4), y en el 2002, Gstaad(al argentino Gastón Gaudio 6-3 7-6 y 7-6) y Kitzbuhel(al español Juan Carlos Ferrero 6-4 6-1 y 6-3)-, con la irrupción de nuevos y talentosos jugadores, los esfuerzos por permanecer en el máximo nivel fueron cada vez más insuficientes.Posiblemente mucho tenga que ver también el cambio de prioridades en su vida personal, pues en diciembre del 2001se casó y en junio del 2003 fue padre por primera vez.

Es cierto que existieron muchísimos campeones más sobresalientes que Corretja en la historia del tenis, ya que él nunca ganó un torneo del Grand Slam ni llegó al número 1 del ránking mundial(en ambos casos quedó a las puertas de hacerlo).Sin embargo, Alex Corretja dio todo por el tenis.Su corazón y su alma siempre estuvieron al límite dentro de una cancha de tenis(a diferencia del inglés Tim Henman quien siempre se acobardó en los momentos decisivos).Si no alcanzó mejores resultados fue porque lamentablemente convivió con brillantes campeones de la misma generación.Un dato es significativo: Alex Corretja enfrentó, a lo largo de su carrera, a 18 tenistas que en algún momento alcanzaron la cima del tenis masculino.Y solamente frente a 2 de esos 18 jugadores no consiguió victorias(contra el checo Ivan Lendl, con quien perdió la única vez que se enfrentaron, y con el estadounidense Andy Roddick, cayendo en los dos partidos que disputaron).Contra todos los demás, saboreó, aunque sea una vez, el dulce sabor de la victoria: 2-0(victorias/derrotas) frente a Mats Wilander, 1-3 frente a Stefan Edberg, 2-1 frente a Boris Becker, 4-0 frente a Jim Courier, 2-4 frente a Pete Sampras, 3-5 frente a Andre Agassi, 1-8 frente a Thomas Muster, 5-5 frente a Marcelo Ríos, 5-7 frente a Carlos Moyá, 3-5 frente a Yevgeny Kafelnikov, 1-3 frente a Patrick Rafter, 1-4 frente a Marat Safin, 2-7 frente a Gustavo Kuerten, 3-3 frente a Lleytton Hewitt, 2-4 frente a Juan Carlos Ferrero y 3-2 frente a Roger Federer.Su deuda pendiente fueron los torneos del Grand Slam.A excepción de Roland Garros, en donde alcanzó dos finales, en los demás no obtuvo buenos resultados: En el Abierto de Australia llegó a la tercera ronda en 1998, en Wimbledon alcanzó dos veces la seguna ronda y en el US Open alacnzó los cuartos de final en 1996.

No hay dudas que Alex Corretja ha sido un gran y talentoso tenista.Pero si eso es destacable, mucho más lo es la excelente humanidad que demostró durante toda su carrera, dentro y fuera de una cancha de tenis.Siempre gentil, correcto y educado.Eso ha hecho que sea muy apreciado y respetado por todos sus colegas.Y por el público de todo el mundo.Su talento y su humanidad lo han convertido en uno de los deportistas más ejemplares de todos los tiempos, un gladiador de tiempos modernos de enorme corazón.

En conclusión: Ganador de 17 torneos-entre los que sobresalen el torneo de Roma(en 1997), el Master(en 1998 y su mejor logro en su intachable carrera) e Indian Wells(en el año 2000)- y finalista en otros 13, Alex Corretja llegó a ocupar el puesto número 2 del ránking mundial.Gran tenista, mejor deportista y extraordinario ser humano, la huella de su tenis y de su ejemplo intachable permanecerá en la memoria de muchos de nosotros, mientras disfrutamos sus últimas batallas en el Coliseo del tenis mundial.