"El gran candidato" del Abierto de Tenis 2000 de Wimbleton, el dominador del saque y la volea, Pete Sampras, ya tiene un lugar privilegiado en el Tenis Mundial. Ahora juega para superar lugares en la historia del Tenis, logrando récords históricos.

Pete Sampras nació el 12 de agosto de 1971 en Washington, y creció en Palos Verdes, California. Sus padres son "Sam" Soterios, ingeniero aeroespacial para el Departamento de la Defensa y Georgie, ama de casa.

Comenzó a jugar tenis desde los 7 años, a los 9 lo probó el médico y jugador aficionado Pete Fischer, quien se admiró de la habilidad de Sampras y se convirtió en su entrenador durante ocho años en que el tenista rompió con él por desinteligencias.

Sampas a los 16 años se convierte en profesional y a los 19 gana el abierto de Tenis de Estados Unidos, convirtiéndose así en el jugador más joven en alcanzar este lauro. Y a la edad de 22 años se encarama en el ránking, alcanza el número uno de la clasificación mundial, en la que se ha mantenido con muy ligeros altibajos, durante seis años.

En 1994, a los 23 de edad, logra obtener tres títulos consecutivos de Torneos de Grand Slam, hecho que no se había dado desde casi 25 años atrás. En 1997 gana el Abierto de Australia y en 1997, 1998 y 1999 logra ganar Wimbledon, récord absoluto como jugador que ha logrado tantos títulos de Wimbledon en el Siglo 20.

Nadie se mueve como el tenista estadounidense en el césped. Por eso, lo que le falta es obtener el triunfo en el Abierto de Francia sobre arcilla para jalonar esta trayectoria de galardones.

Ha ganado seis de las últimas ediciones de Wimbledon y en la edición del 2000 competirá por el séptimo título y el récord de 13 Grand Slam. Es el "Gran Candidato"; y solamente ha perdido un partido en Londres en los últimos siete años. En 1999 logró igualar los 12 Grand Slam del australiano Roy Emerson.

Con un triunfo más en el ahora renovado y confortable All England igualaría el récord de William Renshaw.Con estos antecedentes se ha convertido en "el que hay que vencer". Todos sueñan con la copa en el torneo más atractivo del tenis mundial.